15.8.19

Algú com tu (Xavier Bosch, 2015)


Per què? Per què has vingut? Per què vas recollir una targeta que et va sortir d´un llibre i vas pensar que era una senyal? Per què te la vas guardar? Per què vas pensar que la trobaries en persona si, per telèfon, havies estat incapaç de localitzar-la... localitzar-me? Per què no has vingut fins ara? Què t´ha fet pensar que podies trobar-me? Et pensaves que seria tan jove i tan enrotllada? A quina llibreria dius que vas trobar la meva targeta? En quin llibre estava, t´en recordes? Per què llegeixes? Quins llibres t´agraden? Què hi fa un conductor d´autobusos llegint i llegint...?

Permagel (Eva Baltasar, 2018)


"¿I com és estar amb una dona? Al llit, vull dir." Són quarts d´una de la matinada i ma germana ha necessitat les dues racions senceres de pollo con almendras i d´arroz tres delicias per deixarse anar. O potser ha estat la Coca-Cola, fa més de tres anys que no en tasta. Verí letal d´efectes retardats, en diu. Però avui és una nit especial, no tothom té una germana lesbiana que et consoli d´un trencament amorós, així que la sessió de confidències d´aquesta nit és tot un extra, té alguna cosa d´irresistible contemporaneïtat, potser d´obscenitat i tot. Ma germana no pot evitar recrear-se en el pensament d´esdevenir la protagonista d´un serial de moda. Ser la germana de la lesbiana és tot un paper i garanteix la respectabilitat. "¿Vols el Nestea?", li pregunto abans de sopar. Em mira amb mirada tempestuosa, com si acabés de decidir fer tractes amb la màfia. "Em beuré la Coca-Cola, què carai!", fa excitada. Què carai! "Vigila que no et pugi, no estàs avesada a begudes tan fortes."

L´home de la maleta (Ramon Solsona, 2011)


Nosaltres, els músics professionals, vam clissar de seguida que els grenyuts ens ensorrarien el negoci. En el món del ball sempre hi ha hagut modes, però els músics ens adaptàvem i no passava pas res. A la meva juventut, el pasodoble, la masurca o el foxtrot eren habituals, però les orquestres evolucionaven. Quan el públic es delia pels mambos els donàvem mambos i quan triomfava el txa-txa-txa, doncs txa-txa-txas. I algun rock and roll havíem tocat, per què no? Quan es van posar de moda les guitarres elèctriques, ja ho veies que de mica en mica t´anaven ficant el supositori perquè tot acabés essent eléctric. Fins que van arribar els grenyuts i ho van acabar de girar tot de cap per avall. Van arraconar els instruments de tota la vida i la gent ja només volia guitarres elèctriques, estridència i que els músics -ho dic per entendre´ns, perquè, de músics, el grenyuts no en tenen res, francament- fessin el ruc damunt de l´escenari.

12.7.19

Mujercitas (Louisa May Alcott, 1868)


Me ha gustado mucho, más de lo que esperaba. Mi hermana favorita, Jo. 

Las aventuras de Tom Sawyer (Mark Twain, 1878)


Esta me costó más. No me estaba gustando mucho el estilo literario de Mark Twain. Había avanzado bastante pero estaba casi por dejarlo. Un suceso fortuito, sin embargo, me hizo engancharme y esta vez sí disfruté de la novela hasta el final.

Robinson Crusoe (Daniel Defoe, 1719)


Me costó un poco engancharme al relato, pero en cuanto lo hice disfruté la lectura sin importar que me sabía la historia con bastante detalle.

La isla del tesoro (Robert Louis Stevenson, 1883)


Piratas, viajes, tesoros, toda una novela de aventuras que he disfrutado como la primera vez. Ideal para empezar las vacaciones de verano.

16.6.19

Jan, as del fútbol (Meister & Andersen, 1953)


Otro episodio de las aventuras del joven Jan Helmer, metido a detective junto a su inseparable Erling Krag.
Mis primeras lecturas de adolescencia. Y me gustan tanto como entonces, ja ja.

11.6.19

Manual para mujeres de la limpieza (Lucia Berlin, 1977-1999)


Mamá
   - Mamá lo sabía todo -dijo mi hermana Sally-. Era bruja. Incluso ahora que está muerta me da miedo que pueda verme.
   - A mí también. Me preocupo sobre todo cuando meto la pata hasta el fondo. Lo más triste es que cuando hago algo bien me gustaría que me viera. "Eh, mamá, fíjate en esto." ¿Y si los muertos andan a su antojo mirándonos a todos, partiéndose de risa? Dios, Sally, eso suena como una de las cosas que diría mamá. ¿Y si resulta que soy igual que ella?
   Nuestra madre se preguntaba cómo serían las sillas si dobláramos las rodillas del revés. ¿Y si a Jesucristo lo hubieran electrocutado? En lugar de llevar crucifijos en las cadenas, la gente iría por ahí con sillas colgando del cuello.
   - A mí me dijo: "Hagas lo que hagas, no procrees" -recordó Sally-. Y que si era tan idiota como para casarme alguna vez, me asegurara de elegir a un hombre rico que me adorara. "Nunca, jamás te cases por amor. Si amas a un hombre, querrás estar siempre a su lado, complacerlo, hacer cosas por él. Le preguntarás: "¿Dónde has estado?" o "¿En qué estás pensando?" o "¿Me quieres?". Así que acabará pegándote. O saldrá a por cigarrillos y no volverá."
   - Mamá odiaba la palabra "amor". La decía con el mismo desprecio que la gente dice la palabra "furcia".

10.6.19

5000 ml Cto. Madrid Master 9 jun

Pista de atletismo del barrio de Aluche. Bastante calor, pero al final nuestra serie era la última, al atardecer, y eso ha ayudado mucho.
Desde el principio sabía que mi puesto en el campeonato era el quinto, pues no tengo opción con los que son mejores. Así que me esperaba una carrera en solitario contra el crono.
Mi intención era salir a 4:00/min y ver a mitad de carrera si me veía con fuerzas de apretar algo más. Cogí bien ese ritmo y lo mantuve sin problemas durante 3 km. Pero en el cuarto ya vi que me costaba más. Tenía tendencia a perder algún segundo y me notaba más atrancado. En el quinto sufrí bastante para no perder tiempo y solo gracias al apretón final conseguí lo mínimo que quería, bajar de 20 min.
Así pues un aprobadillo en una carrera en la que tenía ilusión por robar algunos segundos más.


19.5.19

7,2 km Run for Baka mayo 12

Con esta carrera la fundación CVE recauda fondos para que niños del sur de Camerún puedan acceder desde sus aldeas en la selva a colegios comarcales.
Ilia participa en la organización de la carrera y me dijo a mitad de semana si me apetecía ir a correr, aunque fuera solo por participar; le dije que por supuesto.
Llevaba toda la semana apenas trotando cargadito de agujetas por la carrera de Aloña el finde anterior, pero el domingo me levanté descansado y con ganas de correr.
Mañana espléndida en la zona de Las Lomas de Boadilla del Monte. Pocos corredores pero un ambiente muy familiar y bien organizado.
Para una vez que me lo puedo permitir, hago la salida en cabeza para la foto, jaja.
 

El principio es cuesta abajo por la calle para luego entrar a zona de caminos. Los conozco todos, de correr y especialmente de hacerlos con la bici.
Tras el primer km llevo tres corredores por delante. Dos llevan un ritmo mayor, pero al tercero le mantengo la distancia. Si sigue así intentaré ir a por él.
Completando el segundo km llego a la altura de Raquel e Ilia, que están controlando la ruta. Me animan y hacen fotos. Les agradezco los ánimos y nos dirigimos todavía bajando hacia la zona del Punto Limpio.


Allí el recorrido gira para enfilar paralelo a la M50. Por detrás no hay nadie al acecho. Recorto distancia con el tercero, especialmente en los repechos, así que ya decidido le doy alcance y tiro para adelante.
Es la parte más bonita de la carrera, con algún que otro sendero sinuoso y arbolado. Para volver, sin embargo, hay que volver a subir. Ya voy más justo de fuerzas. Por delante a veces veo al segundo, que va bien. Por detrás ya no me pillan.
Regulo el ritmo, pues, para acabar fuerte pero sin agobios. Entro al colegio dando la vuelta a la pista de atletismo y disfruto de los aplausos y el gustazo de llegar tercero en una carrera que ha sido buena y bonita.


Al poco llegaron los chavales del punto de control. Les gustó verme pasar cuarto y encima acabar tercero. Aquí pasa Ilia las tardes con sus estudios de TAFAD y yo he compartido con ellos una estupenda mañana.

18.5.19

XV. Aloñako Igoera mayo 5

Ja. Pues he estado leyendo la crónica del año pasado y poco más tengo que añadir, pues todo sigue igual.
La carrera es dura y preciosa, la organización siempre excelente y la experiencia qué voy a decir después de 13 años repitiendo; por algo será.



Bueno, será también porque no es solo la carrera, me encanta visitar mi pueblo y en especial a mi amiga Jaione, un ejemplo de cariño y hospitalidad. La conozco desde nuestra primera juventud, y a pesar de vernos muy poco mantenemos una complicidad envidiable. Charlar de cualquier cosa ya sea paseando o cocinando se nos da fenomenal. Un beso, hermosa.


De la carrera de este año solo recordar aquí que todo lo que era bajar se me ha hecho eterno por el terreno resbaladizo y mi poca preparación para ello. Tampoco las zapas respondían como deseaba.
Pero en general he vuelto a disfrutar mucho por el monte y espero seguir siendo capaz de subir Aloña, atravesar el cresterío y lanzarme de nuevo hacia el valle algunos años más.


31.3.19

Amstelveen Medio Maratón 24 marzo

Contiguo a Amsterdam por el sur, camino del aeropuerto, se encuentra Amstelveen. Allí vive mi hermana mayor con su familia y he quedado con ellos este fin de semana para hacerles una visita y de paso correr junto a mi cuñado el medio maratón que se celebra junto al maratón de primavera.
Un día casi perfecto para correr, nublado y algo fresco. El recorrido muy llano, al principio y al final por zona urbana y entre medias por el campo abierto y siguiendo el río Amstel hacia Amsterdam, justo por donde pasa en octubre el famoso maratón de la capital. 


Salida 11h30 desde la pista de atletismo. El pelotón de más de 800 corredores (muchas chicas) se va estirando mientras empezamos a callejear por bidegorri. Al principio voy por sensaciones, pues no veo los carteles de distancia y solo llevo crono. 
Al fin veo uno. Km4. Mi plan más optimista es correr a 4:15/km. Veo 16:30, así que he salido demasiado rápido, hay que regular. Dejo marchar algunos grupitos. Sigo a 4:15 clavados. Me encuentro bien, pero todavía es muy pronto.
Al salir a la zona de campo abierto se nota bastante el viento. Al principio no da de cara, pero luego sí pegará y voy solo. Al girar hacia el río y volver hacia el norte ya molesta bastante. Mi suerte ha sido que justo en ese momento me adelantó un chaval muy alto al que decidí pegarme como una lapa mientras durara el largo tramo. Y fue mi salvación. 
Tiró de mi varios km hasta que el esfuerzo le hizo flojear un poco. Justo para entonces la orientación cambió y el viento dejó de molestar. Me adelanté yo, le animé a seguirme pero no pudo, comerse el viento él solito le había dolido.


Para ese momento ya habíamos pasado el km 15 y me sentía bien, así que mi confianza creció. Empezaba a ganar alguna posición y el ritmo era bueno.


Al entrar de nuevo en zona urbana iba sufriendo un poco pero bien contento. Así hasta el km 19, donde decidí que ya podía apretar lo que me quedara de fuerzas. Pero ahí fue cuando las piernas dijeron que no. Se fueron poniendo rígidas y cada vez respondían peor al suelo adoquinado, algo irregular.
Pero ya estaba llegando y tenía el sub 1h30 asegurado, mi gran onjetivo. La larga recta final iba dolorido y feliz. Al final 1h29m08s. Conseguido. Y lo mío me ha costado, ja ja, desde Navidades que lo estaba preparando.
Ahora a disfrutar un poco y a pensar en el nuevo objetivo, el monte Aloña en 6 semanas.

10.3.19

9 km Trail de la Mujer 10 mar


Mañana primaveral en la Dehesa de Navalcarbón, donde entreno habitualmente. He corrido 8 km a 4:45 y de ahí seguido he acompañado a mi compi de entrenamientos Maribel en la carrera de 9 km que discurría por el mismo paraje.
Una experiencia estupenda la de correr por el campo con más de mil chicas, espero que ninguna se haya sentido molesta por mi presencia. 
En la primera mitad hemos ido de menos a más, con ritmo alegre y adelantando continuamente.
La segunda parte ha resultado más dura conforme sumábamos kilómetros. Mucha cuesta brusca, más rompepiernas. Hemos perdido algunos puestos. Pero al final estuvo estupendo y la experiencia fantástica. Fueron 45min 12 sg y Maribel quedó la 45ª de la general y 11ª en su categoría. Al poco llegaron las dos Cristinas y Patricia, adorables compañeras de running y cross-fit.
Seguimos entrenando.


7 km Torrelodones 24 feb


Pues a última hora, a la vista del tiempo espléndido, me apunté a esta carrera popular cerca de casa y a la que nunca había ido pese a su larga trayectoria.
Ambiente local y festivo. Se sale cuesta abajo en dirección a la estación de tren. Y como se baja mucho, también vas viendo lo duro que será volver. Duro y largo el quinto km. Luego se baja de nuevo por el lado contrario para acabar en el centro del pueblo tras 7 km que me sirvieron como excelente entrenamiento cara al medio maratón que tengo ya pronto en Holanda.
Acabé 15º de la general y 4º de mi categoría. Esta vez medio contento. A seguir entrenando que poco a poco mejoro.

3.000 ml Cto. Provincial 17 feb

Ya tenía ganas de probar la pista cubierta, así que estuve en Gallur para correr los 3.000 ml. La pista muy chula, y la sensación del peralte en las curvas cuanto menos interesante.
En mi categoría éramos seis y todos mejores que yo. Aún sin responsabilidad, no supe administrar mis fuerzas. Y es que eran una incógnita. El primer km me salió en 3:40. Pero a partir de ahí pronto empezé a sentirme forzado. Calor y humedad. Poca luz para ver el crono. Vueltas cortas una tras otra. En fin, que la experiencia no fue muy satisfactoria.
Acabé en 11:34 y allí estaban mis compis de equipo que coparon el podio, y mucho más frescos que yo. A seguir entrenando.

28.1.19

Cto. Provincial Cross

20 de enero y seguimos esperando el invierno. Un fresquito soleado, estupendo para corretear por los caminos de tierra y hierba del Parque Polvoranca de Leganés. Llegamos pronto y nos dio tiempo para saludar y calentar tanto con los colegas del Boadilla como con nuestro club Majadahonda.


El recorrido eran 6 km en tres vueltas al circuito, con varios sube y bajas. Bonito ambiente veterano con todos los clubes madrileños. Salimos como doscientos. Yo me quedé un poco atrás para no cebarme y luego fui recuperando posiciones. Al principio muy poco a poco por la estrechez del sendero, luego ya según las fuerzas.
Tras adelantar a todos los que tenía previsto llegué a la altura de los que sé que son mi nivel, pues son los mismos de otros crosses. Y ahí ya corrí esforzándome pero a gusto. Siempre guardando algo de fuerzas para poder acabar bien.
Así que disfruté mucho de la carrera. Acabé quinto de mi categoría M55..... y quinto también de mi club, vaya nivelazo de compañeros que tengo, es un honor compartir grupo.


Y como era tarde nos fuimos enseguida, y bien contentos.

8.1.19

San Silvestre Vallecana´18

Bueno, lo mejor que puedo decir es que tres años después vuelvo a estar en la salida de la San Silvestre Vallecana. Eso quiere decir que mantengo a raya las lesiones, que no es poco. Ya no tengo nivel para la carrera Internacional, pero si consigo mantenerme lo volveré a intentar.
Bajé a Madrid con Pasitos en una tarde espléndida, el invierno no ha llegado todavía. Muy bien la organización en la salida, con la primera curva vallada. En todo momento, aunque había muchos tramos de pendiente favorable, intenté no acelerarme. Mi objetivo era mantener lo más posible el ritmo de 4 min/km. Y así fue, al menos gran parte de la carrera.
Me encontré bien por Serrano, bajando a Cibeles. Pasé por la mitad de carrera en 19:50. Todo fenomenal. Llegando a Atocha pica un poco hacia arriba y luego baja y baja hacia el Puente de Vallecas.
Y justo ahí, en plena bajada, me adelantan los globos de 40 min. Al principio no le di mucha importancia, pues mi impresión es que iba bien de ritmo y reservando. Pero los globos se iban alejando demasiado rápido. Y lo cierto es que de querer seguirlos hubiera tenido que ir forzado, algo que no quería hasta llegar a Vallecas.
Y cuando llegó la cuesta arriba completando el km 8 los globos estaban ya muy lejos y no podía con la cuesta. Se me hacía muy larga y perdía ritmo de manera inmisericorde. El giro a la derecha es un alivio, pero ya no queda frescura para recuperar lo irremediablemente perdido. Veía los globos a lo lejos, pero las piernas iban ya atrancadillas. El último km se me hizo también largo y tras las últimas curvas apareció la meta iluminada en la noche. Tuve que apretar para entrar en 40 largos.
En fin, una pequeña decepción. Pero pequeña, enseguida me fui encontrando con muchos colegas y solo saludarles ya me hizo olvidar. Nuevo año, nuevos retos.