8.1.19

San Silvestre Vallecana´18

Bueno, lo mejor que puedo decir es que tres años después vuelvo a estar en la salida de la San Silvestre Vallecana. Eso quiere decir que mantengo a raya las lesiones, que no es poco. Ya no tengo nivel para la carrera Internacional, pero si consigo mantenerme lo volveré a intentar.
Bajé a Madrid con Pasitos en una tarde espléndida, el invierno no ha llegado todavía. Muy bien la organización en la salida, con la primera curva vallada. En todo momento, aunque había muchos tramos de pendiente favorable, intenté no acelerarme. Mi objetivo era mantener lo más posible el ritmo de 4 min/km. Y así fue, al menos gran parte de la carrera.
Me encontré bien por Serrano, bajando a Cibeles. Pasé por la mitad de carrera en 19:50. Todo fenomenal. Llegando a Atocha pica un poco hacia arriba y luego baja y baja hacia el Puente de Vallecas.
Y justo ahí, en plena bajada, me adelantan los globos de 40 min. Al principio no le di mucha importancia, pues mi impresión es que iba bien de ritmo y reservando. Pero los globos se iban alejando demasiado rápido. Y lo cierto es que de querer seguirlos hubiera tenido que ir forzado, algo que no quería hasta llegar a Vallecas.
Y cuando llegó la cuesta arriba completando el km 8 los globos estaban ya muy lejos y no podía con la cuesta. Se me hacía muy larga y perdía ritmo de manera inmisericorde. El giro a la derecha es un alivio, pero ya no queda frescura para recuperar lo irremediablemente perdido. Veía los globos a lo lejos, pero las piernas iban ya atrancadillas. El último km se me hizo también largo y tras las últimas curvas apareció la meta iluminada en la noche. Tuve que apretar para entrar en 40 largos.
En fin, una pequeña decepción. Pero pequeña, enseguida me fui encontrando con muchos colegas y solo saludarles ya me hizo olvidar. Nuevo año, nuevos retos.