31.3.19

Amstelveen Medio Maratón 24 marzo

Contiguo a Amsterdam por el sur, camino del aeropuerto, se encuentra Amstelveen. Allí vive mi hermana mayor con su familia y he quedado con ellos este fin de semana para hacerles una visita y de paso correr junto a mi cuñado el medio maratón que se celebra junto al maratón de primavera.
Un día casi perfecto para correr, nublado y algo fresco. El recorrido muy llano, al principio y al final por zona urbana y entre medias por el campo abierto y siguiendo el río Amstel hacia Amsterdam, justo por donde pasa en octubre el famoso maratón de la capital. 


Salida 11h30 desde la pista de atletismo. El pelotón de más de 800 corredores (muchas chicas) se va estirando mientras empezamos a callejear por bidegorri. Al principio voy por sensaciones, pues no veo los carteles de distancia y solo llevo crono. 
Al fin veo uno. Km4. Mi plan más optimista es correr a 4:15/km. Veo 16:30, así que he salido demasiado rápido, hay que regular. Dejo marchar algunos grupitos. Sigo a 4:15 clavados. Me encuentro bien, pero todavía es muy pronto.
Al salir a la zona de campo abierto se nota bastante el viento. Al principio no da de cara, pero luego sí pegará y voy solo. Al girar hacia el río y volver hacia el norte ya molesta bastante. Mi suerte ha sido que justo en ese momento me adelantó un chaval muy alto al que decidí pegarme como una lapa mientras durara el largo tramo. Y fue mi salvación. 
Tiró de mi varios km hasta que el esfuerzo le hizo flojear un poco. Justo para entonces la orientación cambió y el viento dejó de molestar. Me adelanté yo, le animé a seguirme pero no pudo, comerse el viento él solito le había dolido.


Para ese momento ya habíamos pasado el km 15 y me sentía bien, así que mi confianza creció. Empezaba a ganar alguna posición y el ritmo era bueno.


Al entrar de nuevo en zona urbana iba sufriendo un poco pero bien contento. Así hasta el km 19, donde decidí que ya podía apretar lo que me quedara de fuerzas. Pero ahí fue cuando las piernas dijeron que no. Se fueron poniendo rígidas y cada vez respondían peor al suelo adoquinado, algo irregular.
Pero ya estaba llegando y tenía el sub 1h30 asegurado, mi gran onjetivo. La larga recta final iba dolorido y feliz. Al final 1h29m08s. Conseguido. Y lo mío me ha costado, ja ja, desde Navidades que lo estaba preparando.
Ahora a disfrutar un poco y a pensar en el nuevo objetivo, el monte Aloña en 6 semanas.

10.3.19

9 km Trail de la Mujer 10 mar


Mañana primaveral en la Dehesa de Navalcarbón, donde entreno habitualmente. He corrido 8 km a 4:45 y de ahí seguido he acompañado a mi compi de entrenamientos Maribel en la carrera de 9 km que discurría por el mismo paraje.
Una experiencia estupenda la de correr por el campo con más de mil chicas, espero que ninguna se haya sentido molesta por mi presencia. 
En la primera mitad hemos ido de menos a más, con ritmo alegre y adelantando continuamente.
La segunda parte ha resultado más dura conforme sumábamos kilómetros. Mucha cuesta brusca, más rompepiernas. Hemos perdido algunos puestos. Pero al final estuvo estupendo y la experiencia fantástica. Fueron 45min 12 sg y Maribel quedó la 45ª de la general y 11ª en su categoría. Al poco llegaron las dos Cristinas y Patricia, adorables compañeras de running y cross-fit.
Seguimos entrenando.


7 km Torrelodones 24 feb


Pues a última hora, a la vista del tiempo espléndido, me apunté a esta carrera popular cerca de casa y a la que nunca había ido pese a su larga trayectoria.
Ambiente local y festivo. Se sale cuesta abajo en dirección a la estación de tren. Y como se baja mucho, también vas viendo lo duro que será volver. Duro y largo el quinto km. Luego se baja de nuevo por el lado contrario para acabar en el centro del pueblo tras 7 km que me sirvieron como excelente entrenamiento cara al medio maratón que tengo ya pronto en Holanda.
Acabé 15º de la general y 4º de mi categoría. Esta vez medio contento. A seguir entrenando que poco a poco mejoro.

3.000 ml Cto. Provincial 17 feb

Ya tenía ganas de probar la pista cubierta, así que estuve en Gallur para correr los 3.000 ml. La pista muy chula, y la sensación del peralte en las curvas cuanto menos interesante.
En mi categoría éramos seis y todos mejores que yo. Aún sin responsabilidad, no supe administrar mis fuerzas. Y es que eran una incógnita. El primer km me salió en 3:40. Pero a partir de ahí pronto empezé a sentirme forzado. Calor y humedad. Poca luz para ver el crono. Vueltas cortas una tras otra. En fin, que la experiencia no fue muy satisfactoria.
Acabé en 11:34 y allí estaban mis compis de equipo que coparon el podio, y mucho más frescos que yo. A seguir entrenando.

28.1.19

Cto. Provincial Cross

20 de enero y seguimos esperando el invierno. Un fresquito soleado, estupendo para corretear por los caminos de tierra y hierba del Parque Polvoranca de Leganés. Llegamos pronto y nos dio tiempo para saludar y calentar tanto con los colegas del Boadilla como con nuestro club Majadahonda.


El recorrido eran 6 km en tres vueltas al circuito, con varios sube y bajas. Bonito ambiente veterano con todos los clubes madrileños. Salimos como doscientos. Yo me quedé un poco atrás para no cebarme y luego fui recuperando posiciones. Al principio muy poco a poco por la estrechez del sendero, luego ya según las fuerzas.
Tras adelantar a todos los que tenía previsto llegué a la altura de los que sé que son mi nivel, pues son los mismos de otros crosses. Y ahí ya corrí esforzándome pero a gusto. Siempre guardando algo de fuerzas para poder acabar bien.
Así que disfruté mucho de la carrera. Acabé quinto de mi categoría M55..... y quinto también de mi club, vaya nivelazo de compañeros que tengo, es un honor compartir grupo.


Y como era tarde nos fuimos enseguida, y bien contentos.

8.1.19

San Silvestre Vallecana´18

Bueno, lo mejor que puedo decir es que tres años después vuelvo a estar en la salida de la San Silvestre Vallecana. Eso quiere decir que mantengo a raya las lesiones, que no es poco. Ya no tengo nivel para la carrera Internacional, pero si consigo mantenerme lo volveré a intentar.
Bajé a Madrid con Pasitos en una tarde espléndida, el invierno no ha llegado todavía. Muy bien la organización en la salida, con la primera curva vallada. En todo momento, aunque había muchos tramos de pendiente favorable, intenté no acelerarme. Mi objetivo era mantener lo más posible el ritmo de 4 min/km. Y así fue, al menos gran parte de la carrera.
Me encontré bien por Serrano, bajando a Cibeles. Pasé por la mitad de carrera en 19:50. Todo fenomenal. Llegando a Atocha pica un poco hacia arriba y luego baja y baja hacia el Puente de Vallecas.
Y justo ahí, en plena bajada, me adelantan los globos de 40 min. Al principio no le di mucha importancia, pues mi impresión es que iba bien de ritmo y reservando. Pero los globos se iban alejando demasiado rápido. Y lo cierto es que de querer seguirlos hubiera tenido que ir forzado, algo que no quería hasta llegar a Vallecas.
Y cuando llegó la cuesta arriba completando el km 8 los globos estaban ya muy lejos y no podía con la cuesta. Se me hacía muy larga y perdía ritmo de manera inmisericorde. El giro a la derecha es un alivio, pero ya no queda frescura para recuperar lo irremediablemente perdido. Veía los globos a lo lejos, pero las piernas iban ya atrancadillas. El último km se me hizo también largo y tras las últimas curvas apareció la meta iluminada en la noche. Tuve que apretar para entrar en 40 largos.
En fin, una pequeña decepción. Pero pequeña, enseguida me fui encontrando con muchos colegas y solo saludarles ya me hizo olvidar. Nuevo año, nuevos retos.