4.7.09

Cto. España Veteranos Aire Libre (Vitoria-Gasteiz)

Sábado 4. Vitoria-Gasteiz 7:30h. Todo preparado desde anoche. Me visto de bonito, desayuno ligero (yogur con unos pocos cereales) y salgo paseando camino de Mendi(zorrotza). La mañana está como quedó anoche: nublado, húmedo y temperatura suave. Esto empieza bien.

Los 5km M45 es la 1ª carrera de la jornada. Aunque la salida es a las 9:30h, mis nervios me tienen ya empezando a calentar desde las 8h. Es mi primer Cto. de España, una de mis ciudades favoritas, y aquí estoy, decidido a disfrutarlo desde tempranito.

Todo listo, se acerca la hora. Al fin aparecen Enrique y Juanjo, veteranos ellos en estas lides. Sustito en la cámara de llamadas, pues no sabía que tenía que traer identificación. La juez ha notado mi falta de malicia (también he puesto toda la cara de bueno que he podido) y me ha dejado pasar. Somos 19 y, excepto el trío majariego, veo atletas de todas partes: Barcelona, Albacete, Gipuzkoa, Sevilla (Jesús Borrego, "mejor atleta veterano del mundo")... Algunos tienen un físico espectacular, zapas finísimas de clavos, vamos, verdaderos especialistas de la pista. Pero yo vengo a lo mío: a hacer mi mejor carrera posible, a disfrutar, simplemente a participar.

Con puntualidad suiza, y desde contrameta, el pistoletazo: ¡pum! Esta vez tengo claro que la gente tiende a salir rápido, así que no me dejo llevar y simplemente voy buscando la cuerda. Me pego a ella, y el que tenga prisa que se abra para adelantar. Aquí se puede ver el pelotón ya desplegado en la primera recta:

En este plano de los 7 de cola se ve a Enrique delante, que irá pronto adelantando posiciones. Yo ya "casi" estoy penúltimo, que será mi sitio en las primeras vueltas.


Al primer paso por meta cantan: "12 vueltas". Miro el crono. Toda mi concentración consiste en controlar el ritmo para hacer los 2 primeros km a 3:40/3:45. Enseguida se me va abriendo el hueco con el 17º, pero esta vez no voy a picar. Si son mejores que yo, es normal que se vayan. Y si no lo son, no irán muy lejos y... en el camino nos encontraremos.

Paso el km1 en 3:40. Fenomenal. Es una buena velocidad y al mismo tiempo siento que la puedo aguantar bastante tiempo sin grandes dificultades. El km2 igual igual, 3:40. Ahora empieza la carrera para mí. Aprieto un poquito y uno a uno, en lento y persistente goteo, voy adelantando atletas:

A cada vuelta oigo los gritos de ánimo de mis compañeros de equipo. En especial Ángel, situado al inicio de la recta de meta. Lo que empieza como anécdota acaba repitiéndose una y otra vez. Cazo a uno en la curva, me quedo un momento detrás para recuperar chupando rueda, y entonces grita Ángel: "aupa Iñaki, venga, recogiendo cadáveres". El atleta en cuestión se gira algo angustiado (o mosqueado) por el trato que le acaban de dar, y aprovecho la entrada en recta para adelantar con solvencia y apuntar al siguiente. Así una y otra vez, 6 ó 7 veces.


El km3 lo hago en 3:35. Y cada vez un poquito más rápido. No vuelvo a mirar el reloj. A estas alturas ya es una carrera contra los rivales y contra las propias fuerzas. Desde luego, entretenimiento no me ha faltado. Enrique iba muy bien, a más de 100m por delante. Por detrás un buen hueco y luego un pequeño reguero de atletas solitarios. Mi objetivo era intentar ir haciéndome con todos, uno a uno. Paciencia y perseverancia. Esta vez sí he regulado bien el ritmo de salida y voy con fuerzas.

Antes de llegar al km4 noto la llegada de la cabeza de carrera. Me doblan, pero a cambio consigo una foto en la que aparento ir en cabeza por delante del multicampeón Jesús Borrego (pantalón rojo), ganador a la postre:
Y las vueltas esta vez pasan rápido. Al toque de campana alcanzo al último posible y me concentro en aguantar su ritmo. En contrameta inicia el arreón final. Con dificultad me pego a su estela, confiando en mi final. La recta de llegada es bonita. Respondo a su sprint largo, y cambio con todo en los últimos metros. Aquí se me ve en el adelantamiento final:

Entro por delante. Uauhhhhh. Genial. Carrera perfecta para mí.

Buscando aire me acerco a felicitar a mis compis. Juanjo 7º, Enrique 9º y yo 11º (con un tiempo de 18:00). Volvemos al trote comentando la jugada y encontramos a Ángel, Isabel y Alberto, que nos hacen unas fotos. También aparecen Ilia e Iván, que estuvieron animando (aunque ni me enteré), así como consiguiendo unas preciosas fotos de recuerdo.
Me siento como si fuera un componente del famoso trío del Europeo de Helsinki 94 (Fiz, García y Juzdado). A veces en las pequeñas cosas uno se siente grande. Y es que, siendo muy modesto mi nivel, la satisfacción es enorme así como el orgullo, pues sólo yo sé el esfuerzo y la ilusión que le dedico a este deporte. Y lo mucho que me da.

Bueno, vale. Que aquí abajo se puede ver el video de la recta de llegada para confrontar con las palabras de la crónica. Agur.





Aquí lamfilmación de la carrera 5km M45:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Impresionante, parece como si estuviera allí mismo viendo la carrera, no he podido dejar de leer hasta conocer el final.Qué emoción! No me extraña que estés orgulloso de ti mismo porque después de un gran sacrificio y constancia llega la recompensa.........recompensa emocional. Cuando me ha pasado algo así en la vida (incluyendo carreras) hay veces que incluso se me han saltado las lágrimas, de alegria , emoción, orgullo.....porque el esfuerzo es grande.
De nuevo, enhorabuena ,ahora compártelo con tu familia y amigos.
Hasta pronto.

CarLitros dijo...

Carrerón carrerón. Se nota la experiencia de la otra carrera, yendo de menos a más.

Como sigas esta progresión el anio próximo ganas el campeonato de Espania.

Un abrazo

Iván dijo...

Pues yo estuve allí mismo, y sigo alucinando con tus crónicas tan exactas y detalladas (y también con tus resultados). Entre éstas y cómo te he visto en los "trotecillos" que hemos podido compartir en Vitoria y Zarautz ya estoy impaciente por que llegue agosto y tu gran objetivo se vea cumplido.
Besos.