9.9.12

27km a la chita callando


Tras el rodaje de ayer, la rodilla pedía tregua a gritos: poco le duró. Entre pomadas, hielos y pastis le hicieron callar. Me acosté con muchas dudas, pero sabía que sería incapaz de quedarme en la cama. De hecho, había dejado todo preparado: la ropa, las zapas, las gafas, el ipod con los Rolling, el reloj, el nuevo pulsómetro, el cinturón para el powerbar y el gel... ¡cuánto pertrecho!
A las 8h salí de casa a verlas venir: en cuanto reaparecieran las molestias... media vuelta. Callejeo, bosque, me concentré en llevar una zancada algo corta y rasa para no despertar al monstruo. Ritmo y pulsaciones regulares. En zona de toboganes, suavecito subir - controladito bajar. Y así, tran -tran, fui sumando kilómetros.
Para cuando el sol empezaba a picar e iba encontrando colegas de charla, ya estaba camino de casa con los deberes hechos, como se dice ahora: 27km a 4:5x/km y 138 pulsaciones medias. Mañana descansaré aprovechando que tengo sesión de fisioterapia, y a ver si con un poco de suerte puedo seguir en la brecha.

2 comentarios:

Carlos Payán Alonso dijo...

Bueno, pues un gran entreno sumado Iñaki. Otro más. Berlín está cerca.
Por cierto, un amigo mío está loco por conseguir una camiseta de Kenya o Ethiopía. Si alguna forma de conseguirla en el mercado comercial hazme saber...

Vamossss

Anónimo dijo...

Zaindu zaitez!

Berlin gero eta gertuago duzu

muxu bat,
Jaio