12.3.12

Track & Field

Como lo de ayer había sido relajado, esta tarde tenía ganas de hacer algo en la pista, que ya va siendo hora.
Para no duplicar intenciones, y teniendo en cuenta la carrera del próximo domingo, pensé en un entrenamiento de umbral anaeróbico y de moderado volumen: 3 x 2000m.
Nada más llegar a la pista, antes de las 18h, me encontré con Fernando. Como compartimos rodaje muchos lunes, hice 5km con él por el césped. Luego estiramientos, rectas y al lío.
Mucho calor a estas horas, pero en breve empezará a remitir. Empiezo el primer 2 mil. Primer paso por el 200 en 43´´. Ale, a frenar. El 400 en 90´´. Nada, que la inercia me lleva. Pero estoy firmemente decidido a que salga a 4:00, así que todo el rato controlando para soltar segundos. Total, primer 2 mil muy fácil, reteniendo todo el rato para no pasarme de velocidad.
Mientras descanso un poquito, me ato mejor las zapas. Al minuto y medio empiezo con el segundo 2 mil. La intención es hacerlo a 3:50. Y aunque el esfuerzo es ya un poco mayor y sostenido, la tendencia es a ir algo acelerado. Esta repetición no es difícil, simplemente la notaré en la última, ja ja ja. Al final tuve que frenar para entrar en tiempo, y aún así salió a 3:49.
Me voy trotando hasta la fuente, que estoy seco. Así que entre ir, beber y volver se pasan 2 minutos. Venga, a por la última. Ahora sí que hay que apretar, y sobre todo mantener. La intención es hacerlo a 3:40. Y claro, ahora no sobraba nada. Bien que me he tenido que esforzar para conseguir clavar los parciales. No me daba para ir más rápido, pero al menos me veía capaz de ir manteniendo el esfuerzo, no sin dificultades. Al final, 7:20 clavadito. Fenomenal.
Llegan más compis de entrenamiento, así que me voy a rodar con ellos otros 6km mientras comentamos sus vicisitudes del finde en Zaragoza, Cto. de España de Veteranos, en el que Miguel Ángel consiguió plata en el milqui de mi categoría. Genial.

1 comentario:

Carlos Payán dijo...

Ahí ahí, dando caña en las series.
Un abrazo