13.4.10

Cto. España 1/2 Maratón Vet. (Málaga)




Rápido y cómodo fue el viaje en AVE a Málaga. Cena de queso, vino y pescaíto frito con María y Alberto. Previsible repaso del Barça al Madriz.

Y amanece el domingo. Medio nublado (biennn) y ventoso (cachisss). Miles de atletas pululando por el estadio. Camisetas de clubs de gran parte de la península. A los catalanes les ha debido pillar muy lejos, pero atletas de clubes vascos hay de todos los colores. A los del campeonato de veteranos nos colocan delante, con 2 dorsales y pegatinas indicando la categoría de 5 en 5 años.

Calentamos brevemente y a la salida. Veo a Miguel Ángel en 1ª fila; también está Manuel, atento a sus posible rivales. Juanjo no andará lejos. A ver qué tal se nos da por equipos. Y ¡pum!, estampida. Una gran manada desbocada al galope. Según rodeamos el estadio veo por delante a Carlos Swede, que tiene tendencia a salir ligerito. Su idea era salir a 3:50 y va más rápido. Intento no cebarme, pues preferiría oscilar a 3:50-3:55. Tras acompañar brevemente al Guadalhorce cerca de la desembocadura, enfilamos la eterna avenida que recorre la playa de la Misericordia con sus espectaculares chimeneas. Paso el km5 en 19:19 (3;52), perfecto.

Al poco se gira en redondo para volver por donde vinimos. Viento de cara, cagüennn. Venga calma, a ver cómo lo apañamos. Me coloco a resguardo de lo que pillo y así se va fenomenal. Pero hay un problemilla. Aquí todos van apiñaos a 3:56 y yo hubiera preferido un poco más rápido. El siguiente grupo por delante está como a 30m. Me abro, pero al instante noto la temeridad de pelearme con el viento. No queda más remedio que aguantar aquí toda la eterna recta y resignarse a perder unos segundos, siempre difíciles de recuperar más tarde. Aún así, al final el grupo se va deshilachando y me quedo sólo delante. Solo contra el viento no bajo de 4min/km. Y al fin se acaba la avenida. Al girar camino del estadio el viento de costado molesta menos y ya puedo acelerar un poco. Paso el km10 en 39:03 (3:55). Se me van un poco los planes.

Veo a Miguel Ángel parado. Qué pasa, le pregunto mientras me anima. Lesión. Era una de nuestras bazas para el campeonato por equipos. Ahora tendré que puntuar yo, pero por mucho que me esfuerce caeremos unos puestos. Y lo del avituallamiento lo llevo fatal. Bebo mal, respiro fatal, me molesta al estómago, hay muchísimo maleducado y la calle está perdida de botellas y tapones peligrosos. En fin, entre una cosa y otra se me va el km11 a 4:01. Vuelvo a entrar en la avenida y voy bien, adelantando corredores poco a poco. Me anima ver pegatinas azules con el nº 45. Son los de mi categoría, y voy dejando atrás a unos cuantos. Veo también a Marisa Madera, que vino con dificultades y va perdiendo fuerzas inevitablemente. Me ofrezco a acompañarla y me dice que tire, que va mal. Sigo a 3:54 y voy alcanzando a Carlos Swede. Parece en dificultades, pues empieza a descolgarse de su grupo. Paso el km15 en 58:43 (3:55). He mantenido la media, pero ahora viene lo más duro y contra viento.

En el mismo giro pillo a Carlos. Le pregunto. Que siga, me dice. Intento enganchar con los de delante, pero es difícil. Cualquier esfuerzo extra contra el viento se nota enseguida. Y al fin encuentro lo que necesitaba. Un bigardo altísimo, la pantalla perfecta. Y como en la vuelta anterior, a resguardo. El problema es que el pobre se lo come todo y no consigue bajar de 4min/km. Pues paciencia y resignación, que tampoco sobran ya las fuerzas. Si al menos apareciera alguno desde atrás para poder engancharme. Pero nada. Por suerte Carlos Swede ya sabía yo que no me iba a abandonar por nada, y consiguió pronto engancharse a rebufo. Y así los tres en fila india hasta el km19 que abandonamos la avenida. Fue girar y largarnos del bigardo (ya le di las gracias por los servicios prestados al acabar, educado que es uno). El estadio se vislumbraba a lo lejos y ya todo era acercarse, rodearlo y entrar a la pista. El km20 ya volvió a 3:56, pero un poco tarde. El paso fue en 1:18:43 (3:56). Pocas fuerzas y poco terreno ya para arañar.

Carlos tiene más ritmo en el último milqui, como en la Intercampus, y se me va adelantando. Al fin entramos en el estadio, 300m. Bastante ambiente en las gradas. Esprinto a ritmo, no me sale un último cambio. Al divisar el reloj de meta veo que bajo de 1:23. Alzo los brazos y entro contento. También pelín insatisfecho, vine a atacar mi marca y me ha faltado medio minuto. Pues hay que estar contento, hombre. Al nivel de mis mejores medios maratones y cumpliendo años. Buena carrera y buen estado de forma. A seguir en este plan, chaval.

Y nada más. Compartir mesa y experiencia con los colegas, volver a Madrid... la playa tendrá que esperar al veranito.

Tiempo: 1:22:56 / 40ºvetM45-49 individual / 5ºvetM45-54 equipos Majadahonda.

6 comentarios:

Quique dijo...

Enhorabuena Iñaki, como dices sigues como en tus mejores tiempos, cumpliendo años y rodeado de amigos, que más se puede pedir.....

Un saludo y nos vemos pronto.
Quique

Landes dijo...

"Pues hay que estar contento, hombre. Al nivel de mis mejores medios maratones y cumpliendo años. Buena carrera y buen estado de forma. A seguir en este plan, chaval."

Pues ya te lo dices tú todo :P

Enhorabuena, una buena marca y una carrera muy inteligente.

poliloco dijo...

Toda carrera con viento merece una valoración especial, y si encima la has hecho al nivel de tus mejores marcas debes estar muy muy satisfecho de haberlo hecho. Que esto te sirva para seguir entrenando como hasta ahora. Enhorabuena

Fer dijo...

A seguir, chaval.

CarLitros dijo...

Cada día nos volvemos más exigentes, pero en este caso creo que tienes razón y que con un día mejor seguramente podrías haber hecho MMP.

Tendrás que esperar a Albacete...

Un abrazo

Anónimo dijo...

Tenía dos opciones, crear mi propio blog o correr todas las carreras contigo para que me incluyeras en tus historias. Como tu escribes mucho mejor que yo opté por lo segundo ;-)
Si no hubiese sido por ti amigo no hubiese bajado de 1:23. Fue verte y animarme de nuevo.

Creo que sin viento podriamos haber hecho algo más porque a ratos el viento era realmente molesto, pero es lo que tienen los deportes al aire libre.

Animate el 22 que nos lo pasarémos bien.

Poliloco, vaya mala suerte la tuya en Rotterdam.

Swede.